El Niño Altamente Sensible

Si conoces a un niñ@ altmante sensible sabrás que es diferente y a veces no encuentras el modo de poder comprenderle y ayudarle.

Su vida no es fácil y sería mucho más llevadera si tratásemos de comprender y aceptar tal como son. Infórmate y difunde esa información en su entorno para que los demás puedan entenderle: maestros, pediatras, cuidadores, etc…

Si deseas conocer más datos y características sobre este rasgo de personalidad puedes consultar el artículo anterior: El Don de la Sensibilidad.

Los niños con esta personalidad son muy maduros para su edad, suelen tener un vocabulario extenso y se relacionan muy bien con los adultos.

A veces  por su gran sensibilidad pueden tener problemas en la escuela incluso lo confunden con algún grado de déficit de atención, cuando simplemente se trata de que su mente no puede dejar de pensar y analizar absolutamente todo y puede que sus pensamientos se dirijan a áreas que le preocupan más como las relaciones con sus compañeros y los posibles problemas que puedan tener con ellos por ejemplo, en lugar de prestar atención a lo que esta contando el profesor.  Un claro ejemplo de ello es el caso de mi hija, que en los exámenes no puede concentrarse pues hasta el simple golpeteo del lápiz contra la mesa que esta haciendo el compañero a la otra  punta de la clase la molesta y desconcierta, sumando al resto de pensamientos que se dirigen a las posibles consecuencias de no aprobar el examen, si pasará de curso, las palabras desagradables que algún compañero le dijo….y no son solo sus pensamientos sino las emociones que estos le producen…complicado ¿verdad?

Les resulta muy difícil gestionar todos los estímulos que reciben tan intensamente desde su interior y desde el exterior: temperatura, sed, hambre, texturas sobre la piel (una simple etiqueta de una prenda de ropa les molesta, mi hija lleva todas cortadas), su bajo umbral del dolor, olores fuertes, ruidos elevados, etc etc etc… Además de que sus sentimientos son muy intensos y les cuesta manejarlos y soltarlos. Son muy apasionados y viven todas las experiencias tanto buenas como malas muy intensamente y suelen ser muy extremistas. Es como si vivieran en una atracción de feria «arriba-abajo» constantemente.

Por su alto grado de sensibilidad a los estímulos se sobrecargan con mucha facilidad lo cual hace que estallen en lloros, se enfaden, peleen, se sientan rabiosos, se traigan, exijan, reclamen o incluso se queden bloqueados o escondidos…

Tener una mente y un corazón abrumados por los pensamientos y sentimientos hace que vean un mundo demasiado grande, demasiado amenazante, abrumador y agotador. Por eso es tan importante que encuentren apoyo en el ámbito de referencia para el  en cada momento, que entienda lo que siente y por qué y por supuesto que sepa como ayudarlo.

Hemos de comprender cuales son sus necesidades para poder ayudarles a satisfacerlas:

Necesidad de calma, es la más prioritaria de todas para ellos si se ha sobre estimulado podemos ayudarle a calmarse en un lugar tranquilo, seguro y silencioso.

Necesidad de ser cauteloso, por qué es capaz de percibir los peligros y consecuencias de las decisiones y situaciones y necesita su tiempo para poder pensar en ellas y decidir antes de actuar, por eso a veces puede parecer indeciso o cobarde.

Necesidad de autoestima o sentirse bien consigo mismo, les cuesta aceptar la critica y no aceptan las reprimendas, el autoritarismo sin explicaciones razonables y sus reacciones pueden ser  de sentirse avergonzados, retraerse o tener un exceso de complacencia para con los demás.

Necesidad de crear, no quiere decir que sea talentoso o artista, es solo que su gran sensibilidad le impulsa a realizar esta actividad simplemente por que le gusta

Necesidad de encontrar significado, harán muchas preguntas y algunas muy profundas incluso difíciles de contestar pero para ellos es importante que les demos respuestas o les ayudemos a encontrarlas. Y aquí  he de añadir que debemos hacerles entender por qué son diferentes y que no se trata de un defecto ni esta mal ser diferente.

Han de sentirse amados y aceptados tal como son.

Os recomiendo la lectura de un libro sencillo y claro : «Comprendiendo al niño altamente sensible» de Jamie Williamson.


Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
TOP